jueves, 31 de octubre de 2013

Y la calaca jugó...


Y la calaca jugó

   Siempre me ha dado curiosidad el miedo y el temor que causa todo lo sobrenatural en la mayoría de las personas, en mi caso, desde pequeña siempre me llamó la atención. He jugado con la mayoría de lo que consideraba cercano a la muerte, por supuesto, sin arriesgarme mucho en mi precoz juicio.

   He tonteado con la ouija, esa tabla organizada y diseñada para que con unos simples movimientos la tiznada se comunicara conmigo y que hizo de este juego una cita obligada todos los veranos entre mi grupo de amigos, también jugué innumerables veces con el libro del autor muerto, ese que divides a la mitad e insertas unas tijeras y con un simple movimiento te responde o te señala direcciones; risa me daba la famosa cabeza del tábano un pequeño bicho malvado que tiene cara de diablito y que dicen que si aprietas la cabecita del desafortunado animalito en un papel se imprime el dibujo de algo que orienta tu destino y que curiosamente la mayoría de las veces queda la forma de una calaverita.



   Recuerdo pasarme horas enteras con mi grabadora y mil cintas para grabar y captar cacofonías, sonidos escondidos y escabrosos que quizá pertenecían a los espíritus que me querían contar algo...
   También me recuerdo con el pulso y el corazón acelerado queriendo salir de mi tórax cuando me plante con una vela frente a un espejo con la luz apagada, el día de muertos y en media noche para ver mi futuro reflejado; visite los altares de muertos familiares en plena madrugada a verificar que efectivamente venía el muerto recordado a disfrutar de su banquete, le hice un guiño a las cartas y animaba a la gente cercana a contarme innumerables historias escabrosas que tenían que ver con la muerte, siempre con la misma inquietud... saber algo más sobre ella.

   Tenía claro que la mayoría de estos juegos se apoyan en la sugestión de la persona que lo juega, en la creencia de que algo va a pasar y pasa, la fe en el funcionamiento y la sorpresa son puntos importantes para disfrutar con estos entretenimientos, eso creo o creía hasta el momento en que la calaca me respondió.

   Tenía 12 años y un día sola en casa y en mi habitación me llamó la atención la cristalera que daba al patio exterior, ahora que la recuerdo era demasiado siniestra para un cuarto de niñas pequeñas, si ahora tuviera que vivir ahí intentaría que me la cambiaran o poner unas cortinas amigables... ¿o quizás no?. Esa cristalera daba a un bosque selvático, sin luz, en la que se podía colar cualquier sombra o cualquier hoja podría formar una figura extraña y provocar un infarto a cualquier miedoso.

   Pues bien, me llamaba la atención porque si apagaba la luz de mi habitación con la luz de la luna podía apreciar parte del paisaje nocturno, pero si la encendía solo veía mi reflejo en una gran cristalera. Me encontraba apagando y encendiendo la luz cual discoteca ochentera en pleno apogeo, viendo aparecer y desaparecer mi reflejo. En una de esas interrupciones escuche claramente una voz cercana en mi oído derecho que con tono interrogatorio me dijo "¿Y TU PAPA?" mi dedo se petrifico en el interruptor y mis ojos se estacionaron en mi reflejo de la cristalera....solo mi reflejo ahí no estaba el reflejo de nadie más....me empezó a entrar un sudor frío y cerré rápidamente y apreté los ojos quedándome con la visión de mi solitario reflejo, ya que tampoco me atreví a dar un paso atrás ni virarme a comprobar lo que había oído ni de quien. Lo único que recuerdo es tirarme a la cama boca abajo y taparme con la almohada hasta volver a escuchar algún sonido familiar.


   Pasado el tiempo me surge una pregunta ¿qué es lo que realmente me da más miedo? ¿saber que me voy a morir algún día? o ¿qué la calaca juegue conmigo?

  Aun así, sigo tonteando con ella con una sonrisa ladeada, en mi nueva casa antigüa a la orilla del barranco del infierno, sola, paseando por esas 3 plantas como alma en pena, encendiendo las luces según paso y apagándolas según regreso...escuchando los sollozos de las pardelas detrás de la ventana..recorriendo los largos pasillos pensando y cuestionándome que haría si me encontrara algo en mi camino....que haría si la parca quisiera jugar conmigo...


CALAVERITA MEXICANA

Bien guapa y emperifollada
la calaca en una esquina se encontraba
afilando bien su hacha  
a Icegirl Ventura esperaba...

Es tu hora señora
Dijo la calaca traicionera
Hoy ni Dior MAC o Hakuhodo
van a evitar que te meta al hoyo

Mira hija de la tiznada
deja darme una maquillada
Tú tan guapa y yo tan fea
es una injusticia por donde lo veas 

Porque nunca es suficiente
dice una lápida mirando al poniente...
por estar bien y querer estar mejor
Aquí la blogera cayó...

Icegirl Ventura


_______________________________________________________
FELIZ DIA DE TODOS LOS SANTOS, DIA DE MUERTOS Y HALLOWEEN
Espero que hayan disfrutado del a entrada, cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia... ;)


4 comentarios:

  1. Dios Mio!!! Yo me daño toda con esas cosas! Soy una cagueta jajaja...
    Feliz Noche de Halloween!

    www.missarretrancos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. me encanto la entrada y tu maquillaje de la catrina....

    ResponderEliminar
  3. Me dio cosa el relato,... Según yo, no creo en lo sobrenatural (hasta no ver, no creer) pero por si las dudas no toco una ouija,...jajajaja. Saludos.

    Una tradición que no debe perderse.

    ResponderEliminar
  4. Bravo, bravo, bravo, bravísima!!! Me ha encantado tu entrada, dios que verbo que poesía!

    Yo también he sido y soy un poco macabra con todos estos temas, la curiosidad que nos puede Lulú!! Bello te quedó tu make up, me encantó como siempre!!

    Un beso

    ResponderEliminar

¡HOLA! aprecio tanto los comentarios, me animan a seguir compartiendo, si es alguna duda específica, recuerda que estoy por twitter, facebook y Youtube.

Videos en mi canal - More videos in my YT channel...

Loading...